Estamos muy cerca del 2 de noviembre, una de las tradiciones más bellas en nuestra cultura donde honramos a nuestros familiares y seres queridos que ya han partido.

El Día de Muertos, de las celebraciones más grandes de nuestro país que ha logrado rebasar fronteras y trasladarse a comunidades mexicanas a lo largo del mundo, representa una oportunidad en la industria funeraria para romper aquel tabú que vivimos los demás días del año en torno a la muerte, enriquecer la relación con nuestro público y reforzar la imagen de nuestra empresa en el mercado.

novusfunerario-thumb-diademuertos2

Durante estas fechas se esperan millones de visitantes en los panteones de nuestro país por lo que todos, público y privados, comienzan con labores de rehabilitación dentro de sus instalaciones. Sin embargo la mayoría se limita a solo rehabilitar y abrir sus puertas. Las florerías comienzan a acumularse a los alrededores con la única estrategia de colocarse cerca de los transeúntes y al mejor precio. Y las funerarias, conforme se acerca la fecha, se esconden para pasar inadvertidas ante la celebración.

Y aquí es donde les pregunto: si todos somos de la misma industria (funeraria, panteón y florería) y compartimos los mismos intereses de dar la mejor despedida a los seres queridos, ¿Por qué nos separamos ante la celebración?, ¿Por qué no hacemos algo más que abrir las puertas?

El objetivo es claro, desarrollar ambientes culturales que incorporen sus marcas y empresas en actividades que promuevan la celebración del día y la cita anual que tenemos con nuestros seres queridos, que aunque físicamente están ausentes, siguen vivos en nuestros recuerdos.

De esta manera posicionamos el nombre e imagen de nuestros negocios, dándole la oportunidad al público de definirte a partir de las acciones realizadas y ocupar un lugar en su mente en relación a los servicios ofrecidos.

Hablar de posicionamiento es hablar de reputación de marca, por lo que a continuación te definimos 5 puntos claves a considerar para armar una estrategia este día:

  1. Identifica tus diferenciadores. El posicionamiento va estrictamente relacionado con la reputación de marca por lo que debes saber identificar qué es lo que te hace diferente de tus competidores y qué es lo que quieres mostrarle a tu público.
  2. Embellece tu marca. Las normas sociales de las empresas en relación a su público no son diferentes a las de las personas. Tomando esto en cuenta sabemos que la primera impresión y mantener el porte siempre es importante por lo que, tras haber identificado tus diferenciadores, deberás de trabajarlos para mostrar la mejor cara de tu empresa.
  3. Determina tu estrategia. Tú estrategia debe ir enfocada a actividades que promuevan  la celebración de este día y dónde tu marca interactúe con el cliente de manera que quede grabada en su memoria junto con la calidad del servicio.
  4. Dime con quien te juntas y te diré quien eres. Una buena estrategia comprende que las marcas son solo parte de un estilo de vida, y que para abarcar toda la cultura que preside nuestro servicio debemos crear alianzas de integración vertical y horizontal con empresas de la misma calidad o con aquellas a las que aspires estar a su nivel.
  5. Define tus puntos de contacto. Procura anunciar tu evento en los lugares concurridos por tu público, una de las características de nuestros servicios es la atención familiar que podemos ofrecer generación tras generación, por lo que uno de nuestros tipos de ventas se define por relación. Con esto comprendemos que nuestro mercado más importante se encuentra en la relación post-compra, sin embargo nunca debemos de ignorar a nuevos mercados.

Aquí te dejamos algunos ejemplos de algunas empresas que se han incorporado a la celebración de este día sumando posicionamiento a su empresa.

J. García López – Casas Funerarias

Jardines del Cielo – Parque Funeral

Ahora que leíste el artículo, puedes decirnos: ¿Como se integraron a la celebración del Día de Muertos estás marcas?

¿Qué opinas?