Una realidad que va a permitir que hijos, nietos, bisnietos y futuras generaciones puedan prevenir enfermedades gracias al análisis del material guardado por sus ancestros.

¿Ficción o servicio innovador en el sector funerario?

Una misma familia puede tener en sus genes la información suficiente para defender su descendencia de muchas de las enfermedades genéticas. Esta es la base científica que sostienen los bancos de ADN de personas fallecidas. Lo que parece ser una estrategia producto de una película de ciencia ficción, es una realidad que va a permitir que hijos, nietos, bisnietos y futuras generaciones puedan prevenir enfermedades gracias al análisis del material guardado por sus ancestros.

¿Qué servicio proporciona GenomaBank?

Es un servicio que consiste en extraer, purificar, almacenar y conservar el ADN de los individuos por largos períodos de tiempo de 25 a 75 años. El ADN se guarda en recipientes especialmente diseñados y se conservan a temperaturas de -18 ºC.

GenomaBank intenta permitir que los familiares, o la misma persona antes de fallecer, puedan disponer la conservación de su ADN, lo cual permitirá; sobre todo cuando la muerte se dé por causa de enfermedades de origen genético hereditario; que las familias guarden la muestra del genoma de todas sus generaciones y puedan predecir y prevenir, el desarrollo de enfermedades que puedan provocar la muerte a sus descendientes.

¿Qué ventajas tiene para las empresas funerarias incorporar este innovador servicio?

Visto desde el aspecto empresarial, permite incorporar un servicio único en América Latina, de manera que fideliza sus clientes y genera nuevos, brindando a las familias el poder disponer del código genético de sus antepasados, otorgando la gran ventaja de que es posible estudiar qué enfermedades de origen genético hereditario tienen predisposición a padecer y de esa manera buscar prevenirlas a tiempo.

 

¿Qué opinas?