Brasil, país de América del Sur, con una superficie estimada en más de 8.5 millones de km², considerado el quinto país más grande del mundo, posee una gran diversidad cultural, social, política y económica.

En cuanto al ritual funerario y la utilización de procedimientos de la tanatopraxia, este país tiene una cultura muy escasa, debido a que no existe información adecuada para los habitantes, desde familias, empresas o diversos grupos, esto resulta ser una dificultad para la inserción de nuevos servicios o técnicas.

A pesar de que Brasil es un país grande, se puede considerar que no existe una organización competente para regular los honorarios de los profesionales del sector funerario y por esta razón, los costos y honorarios resultan variables, habiendo lugares donde el mercado se encuentra saturado.

Se dice que los profesionales tanatopraxistas son bien remunerados, debido a que el proceso de embalsamamiento depende de la oferta y demanda y se llega a cobrar hasta 800 dólares por la preparación de un cuerpo; sin embargo, cada ciudad tiene sus propias características, influye mucho el nombre y trayectoria de la empresa funeraria que ofrece el servicio. Cabe mencionar que no existe un marco regulatorio de la actividad, por lo tanto, los costos y aplicación de la técnica, son a libre decisión del mercado y percepción de la demanda.

En la actualidad existe resistencia por parte de los profesionales de la tanatopraxia para aceptar productos innovadores y se están intentando cambiar algunos paradigmas, dando mayor fuerza al sector funerario, por ello se requiere dinamizar los procedimientos , educar e informar en la utilización de nuevas técnicas y productos para lograr mayor competitividad en un futuro próximo.

Traducción: Ricardo López de la Calle

NINA, “REINA DE LA TANATO”. BIOGRAFÍA:

Denominada con este título en el sector funerario, Carolina Maluf Cunha, una de las mayores referentes de la tanatopraxia en Brasil. Nacida en Sao Paulo, de 32 años de edad, Nina es la única mujer latinoamericana en ganar cuatro veces el premio a la Calidad y Excelencia, galardón otorgado por Latín American Quality Institute en los años 2014, 2015, 2016 y 2017.

Dirige su instituto llamado Thanatology, con sedes en Canoas y Sao Paulo, el cual se ha convertido en un modelo institucional educativo en el sector funerario de la región. Ha sido recientemente distinguida por la Organización de las Naciones Unidas, con el premio “Empoderament Woman Business”, galardón que recibirá en Octubre de este año. Realizó el curso de tanatopraxia en la Facultad de Ciencias Médicas de Botucatu Sao Paulo y en Pro-Tanato, en la ciudad de Curitiba, obteniendo su especialización en el 2008.

Nina manifiesta que en Brasil hay muchas oportunidades dentro del sector, y la tanatopraxia tiene un excelente futuro, pero es necesario cambiar estructuras, conceptos, formas de educar a las próximas generaciones, para que ellos puedan ingresar al mercado laboral con un contenido práctico, objetivo, eficaz, sostenible y sustentable.

Con su Instituto busca ser una de las precursoras de una nueva corriente didáctica, aplicando todas las novedades posibles, no solo en el sector de Brasil, sino a nivel internacional; adecuando la formación a las últimas tecnologías, hábitos y costumbres culturales para desarrollar mejores generaciones de profesionales, y que puedan seguir evolucionando constantemente.

Contacto con Nina Maluf: tanatoenecroarte@outlook.com

 

¿Qué opinas?